viernes, 28 de noviembre de 2014

Mediación Escolar


Durante el mes de octubre, dentro del Proyecto de Convivencia, se trabaja la resolución de conflictos utilizando la mediación escolar y así ayudar a reflexionar, dialogar y pactar un acuerdo entre el propio alumnado, lo que contribuye a mejorar la convivencia en el centro.


La mediación escolar consiste en que, ante un conflicto entre dos alumnos, un tercero, desde una posición equidistante entre las partes, les ayude a dialogar para acercar sus posturas y solucionar la disputa por ellos mismos. Este método se crea como alternativa a las sanciones por parte de docentes, un sistema autoritario que no suele solucionar el conflicto y que deteriora más aún las relaciones entre docentes y alumnado. Además de ser una herramienta de resolución de conflictos, ayuda a educar en valores.

Para ello, en cada aula se trabaja la mediación en asamblea por parte del tutor para buscar soluciones pacíficas y dialogadas a los problemas, siendo el docente el modelo de mediador.


A la vez, este curso la especialista en Audición y Lenguaje del centro se ha encargado de realizar la formación de los mediadores de Tercer Ciclo que han estado interesados en conocer el proceso y las técnicas de mediación.


También se realizó una votación con todo el alumnado del centro con preguntas del tipo "qué compañero o compañera de clase intenta que haya un buen ambiente entre todos", por ejemplo. Así se cuenta con la opinión del resto del alumnado de Infantil y Primaria para ver en quién confían para resolver conflictos.

Una vez finalizada la formación son propuestos como mediadores los que reúnen el perfil necesario, siendo este curso los mediadores Sheila y Luis de 6º y Mario y Félix de 5º.


Para finalizar el proceso, los mediadores preparan una presentación para exponer en las aulas al resto de compañeros cómo les ayudarán a dialogar para gestionar los pequeños problemas que surjan en el centro.


De esta forma, la mediación escolar es beneficiosa no sólo para mejorar el ambiente del centro escolar, sino también para fomentar en el alumnado valores como la tolerancia, el respeto y la empatía, algo que les servirá para gestionar debidamente los problemas que tengan a lo largo de su vida ayudando al desarrollo de la inteligencia emocional y de la autoestima, pues también favorece que el propio mediador se sienta valioso al ver que su intervención contribuye a mejorar las relaciones entre sus compañeros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada